viernes, 2 de agosto de 2013

Cuando la esencia del ser humano aflora a base de tragedias.



Lo primero, dar mis más sentido pésame a todos los familiares, amigos y allegados, de las  79 víctimas  mortales del accidente de tren que descarrilo en Angrois (Santiago de Compostela). A las victimas hospitalizadas o convalecientes, darles mucho ánimo y sobre todo, mucha fuerza para continuar luchando por la vida. Mientras escribía estas líneas, sale la noticia de otra víctima mortal. Seca y mal sabor de boca me deja el tener que cambiar un 8 por un 9. Espero y deseo, más que nunca,  que esta cifra se quede como está.

Es claro y evidente, que el ser humano se crece en situaciones límites o desbordantes y aflora uno de los sentimientos más autentico y totalmente intrínseco: La Solidaridad. Cuando ves a otros seres humanos engullidos por el infierno de un accidente de estas magnitudes, no dudas en socorrer. Es obvio, que cada uno en la medida de sus posibilidades, pero no dudas, aportas lo que tienes sin esperar nada a cambio. Mero reflejo de una sociedad civil socialmente sana que apuesta por la vida, incluso en algunos casos dando su vida a cambio. Con lo expuesto, no quiero quitar merito, ni menospreciar, a las Unidades de Emergencia (Samur, bomberos…etc.: Gracias). Pues doy por hecho, que estos eligen libremente el servir y proteger a toda la sociedad en su conjunto. El detalle a resaltar, es la respuesta civil. Enorgullece ver que nos hacemos fuertes frente a  adversidades de todo tipo, demostrando una vez más que el ser humano no esta tan distorsionado o idiotizado, como algunos catastrofistas  nos quieren vender. Hoy en día el codo con codo, creo que funciona más que nunca. La sociedad civil va despertando, poco a poco de su eterno letargo. Ya no quieren ser meros espectadores, quieren ser participes en muchos aspectos de la vida y por ende, de sus propias vidas. Espero que este sentimiento, nunca nos abandone, o más bien, nunca le abandonemos en nuestro cajón desastre personal, ``ese´´ que todo el mundo tiene, en mayor o menor medida. Ese que nos hace olvidarnos muchas veces, que somos: Seres humanos.

Mi más enérgica repulsa a los que se dieron y se darán el paseíllo. Los mismos que cortan y pegan cartas de condolencias sin sentimiento, vacías como ellos mismos. Son tan abyectos, como sus promesas. El proselitismo institucional nunca descansa y siempre aprovechara para proyectar su tufo rancio, caduco y obsoleto.

A mi no me representan y mucho menos estos necrófagos profesionales.

28 de Julio 2013

Diqno666

2 comentarios:

  1. Me repugna cuando el gobierno que sólo representa a los ricos utiliza desgracias como mega-accidentes para que a la gente se le olvide todo lo demás. Se están riendo de nosotros en absolutamente todo el mundo "desarrollado" e incluso en el "subdesarrollado". Esto no va a poder seguir así por mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  2. .......después de las risas les vendrá el llanto. Cada vez somos más los que nos desvinculamos de esta fosa séptica llamada España.

    Gracias por colaborar con tu comentario. Saludos Josu.

    ResponderEliminar

[Cine online]. To Be or Not to Be (1942). Película dirigida por Ernst Lubitsch (Doblado castellano).

Película dirigida por Ernst Lubitsch con Carole Lombard, Jack Benny y Robert Stack.  Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Varsovia, du...