miércoles, 21 de julio de 2010

Las 3 maldiciones monoteístas.

Tras releer la Biblia he recordado lo nefasta y antiética que es. Se puede abordar desde diferentes puntos de vista, desde el filosófico y/o mitológico hasta el puramente histórico. Estos meses, debido a mis estudios de Historia del Arte, he estado influenciado por la historia. Ahora me doy cuenta mejor que nunca de todas las mentiras de los judíos que siempre se hacían pasar por víctimas para buscar una personalidad propia de manera no muy ética precisamente, en especial las mentiras sobre los egipcios, que al margen de que las plagas de Egipto son perfectamente factibles (sin toda la parafernalia de los judíos) debido a las inundaciones del Nilo, su limo y los animales que en él habitaban, los egipcios no se caracterizaron por ser una potencia militar ni esclavista, limitándose sólo a lo suyo y sin querer tener contacto con ningún otro pueblo a excepción de relaciones comerciales (dicho sea de paso, la imagen de María con el niño Jesús está calcada de Isis dando de mamar a su hijo Horus). Ahora me doy cuenta mejor que nunca de su necesidad de crear la figura de un mesías que justificara todas sus barbaridades, después de, para más inri, robarles a todos los pueblos a los que odiaban todos sus mitos y su arte, tanto a los pueblos de Mesopotamia como a los egipcios y griegos.

Es realmente de agradecer que exista la Biblia de Jerusalén (en la foto en una cómoda edición de bolsillo), una biblia aceptada por la Conferencia Episcopal que es valorada por sus introducciones y notas a pie de página, y cuyo criterio de traducción fue la comparación con los textos originales en hebraico-aramaico y griego sin limitarse sólo a traducir la versión Vulgata latina. Es de agradecer que se especifique en qué fecha aproximada fue escrito cada texto, dejando constancia de que muchas profecías fueron escritas con posterioridad a los hechos narrados (qué listos, así cualquiera...). Es de agradecer que al final aparezca un resumen cronológico, ya que los libros de la Biblia no están ordenados cronológicamente. Así se entiende mejor que al estar escrita por tantos y tantos autores, en el Génesis ya se haga referencia a la torre de Babel, actualmente identificada con el Etemenanki babilonio, un zigurat muy relevante en la Babilonia del siglo VI a.C., y que en textos posteriores se haga referencia a "hechos" anteriores, como la huida de Egipto. Hasta especifican, y es una edición católica, que el apocalipsis hace referencia al Imperio Romano sin tener que buscarle 3 pies al gato. Qué fácil escribir textos referentes a la vida de Jesús décadas después de su muerte haciendo referencia a la futura crisis de Roma cuando en el momento en el que se escribieron la crisis era ya un hecho...

Vamos a por la ética, partiendo de la base de que una religión monoteísta es perversa desde sus raíces porque niega todo lo demás. A diferencia de una religión politeísta, que representa en sus dioses nuestras propias características y que tienden a incluir en sus panteones dioses de otras religiones y/o mitologías, sólo SU dios es el verdadero. Sólo SU libro es válido. Leí la Biblia hace años y tenía el recuerdo de que el Nuevo Testamento era bastante contrario al Antiguo Testamento, en el que se dicen burradas como éstas:

Si un varón se acuesta con otro varón, ambos han cometido una abominación: han de morir; su sangre sobre ellos. (Levítico, 20:13)

Si no aparecen en la joven las pruebas de la virginidad
(cuando se casa) sacarán a la joven a la puerta de la casa de su padre, y los hombres la apedrearán hasta que muera (Deuteronimio, 22:21)

No son más que 2 ejemplos entre decenas y decenas, pero no sólo son la norma sino que resultan bastante suaves en comparación con otras normas y anécdotas.

Alguien me dijo una vez que si te metes con la religión haces daño a las personas cuyos valores y forma de vida están basados en ella. ¿Y los evangelistas que tras la muerte de Cristo se encargaron de decirles a los griegos que sus creencias eran falsas y que iban a ser condenados si no se convertían? Muy bonito y ético... Recordaba el Nuevo Testamento muy diferente al Antiguo, pero al margen de que Jesús, si es que realmente existió, dentro de las costumbres de su tiempo que no podía borrar de un plumazo, pudiera ser un hombre que quería cambiar estas barbaridades (es una de las hipótesis, aunque los evangelistas del NT ponen en boca de Jesús palabras que no inspiran lo que nosotros entendemos por bondad), San Pablito no para de decir cosas como las siguientes:

¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni impuros, ni idólatras, ni adúlteros, ni afeminados, ni homosexuales... (Primera Epístola a los Corintios, 6:9)

El varón no debe cubrirse la cabeza, pues es imagen de la gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. No fue creado el varón por razón de la mujer, sino la mujer por razón del varón. He ahí por qué debe llevar la mujer sobre la cabeza una señal de sujeción por razón de los ángeles. (Primera Epístola a los Corintios, 11:7)

Todo esto es también la norma en el Nuevo Testamento, y no olvidemos que no se trata de normas y costumbres "universales", sino exclusivas de los judíos y contrarias a las de sus pueblos vecinos. Es por esta última cita de la Primera Epístola a los Corintios por lo que no entiendo el escándalo de los pseudocatólicos frente a las costumbres musulmanas, calcadas a las bíblicas incluso en la manera de vestirse, cuando el Corán no es literalmente más que un resumen de la Biblia al que han añadido un nuevo profeta. Incluso en la Biblia se prohíbe comer cerdo entre otros muchos animales.

Como el cristianismo gira en torno a un hombre que no dejó NADA escrito y todos los textos que hablan sobre él se escribieron desde decenas hasta siglos después de su supuesta muerte, los católicos se quedaron con los 4 que venían a decir exactamente lo mismo y por ahí pululan decenas de textos que han configurado el imaginario colectivo, como la historia de amor entre María Magdalena y Jesús de la que la Biblia no menciona absolutamente nada, y que llegan a contradecirse entre sí. Y es que nada mejor que echar mano de la figura de una persona de la que no se sabe absolutamente nada para crear tropecientas ramas de una misma religión de manera que se adapte a uno. Eso sí, se dan más detalles que en la Biblia. María ya con 3 años fue entregada al templo por sus padres, donde fue criada hasta que con 12 o 13 años se casó con José, que contaba unos 80 años. Cuando Jesús nació por gracia del espíritu santo (con sus 80 años José desde luego fácil no lo tenía) les trajo muchos problemas a sus padres, ya que como le daba por matar a algún niño que otro dado su mal y antisocial carácter nadie los quería cerca. Y luego ya cuando es adulto es cuando empiezan las contradicciones. Que si Jesús no sólo admitía a las mujeres entre sus discípulos sino que les daba una gran importancia (Juan y María Magdalena eran los 2 discípulos más amados de Jesús, de ahí que haya quienes dicen, basándose incluso en el evangelio canónico de Juan, que fue con este último con el que tuvo una relación homosexual), que si era más bien machista. Que si tuvo algo con María Magdalena, que si no tuvo nada (uno de los evangelios apócrifos lo desmiente). Que si murió crucificado y resucitó, que si fue otro al que crucificaron. Que si Jesús se reafirma en lo dicho en el Antiguo y Nuevo Testamento, que si dice todo lo contrario. Esto último ocurre en los evangelios gnósticos, donde Jesús llega a decir que Yahveh no es Dios sino uno de sus arcontes que creó todo erróneamente y sin el permiso de Dios, del que Jesús es encarnación. En los evangelios gnósticos, que hacen hincapié en la masculinización de las mujeres no como un síntoma de machismo sino como una aspiración hacia una humanidad andrógina, hay reminiscencias de las mitologías y cosmogonías egipcia, mesopotámica y griega, con otros chopocientos nombres de ángeles, demonios y arcontes que alargan y complican el sencillo Génesis del Antiguo Testamento. Y es que los judeo-cristianos fueron expertos en fagocitar las culturas que les rodeaban para luego acabar con ellas y ridiculizarlas.

No puedo negar que me encanta la iconografía cristiana y que en torno a una figura legendaria se pueden escribir grandes historias, pero precisamente porque se trata de una figura legendaria, aunque existiera como persona real...
0 credibilidad histórica en torno a la figura de Jesús.

En una Arabia en la que dominaban los politeístas nómadas, apareció un tipo llamado Mahoma (570-632 d.C) que por tener desde siempre contacto con los judeo-cristianos cargó en contra del politeísmo árabe, comenzó según él a tener visiones provenientes de Dios, y se consideró su nuevo profeta (se trata del mismo dios de los judeo-cristianos, Yahveh, para quien no lo sepa, que parece que hay muchos, porque Alá simplemente significa Dios). Comenzó a recopilar aquellas historias y leyendas en las que creía (recordemos que existen tropecientas ramas y versiones en torno a los mismos personajes), decidió que él merecía tener más mujeres que el resto por ser el profeta de Dios, y comenzó a comunicar y expandir la palabra de Dios, creando el Islam (literalmente sumisión a Dios) y dándole a Arabia una unidad religiosa y política de la que carecía, para así comenzar los musulmanes a conquistar y cargarse a todos los pueblos que pudieran al igual que sus antecesores judeo-cristianos. Así, debido a las diferentes versiones que corrían en torno a los mismos personajes, para los musulmanes en el arca de Noé había más gente que la que dice el Antiguo Testamento, existieron profetas de los que no habla la Biblia, Jesús no fue crucificado y predicó hasta los pasados 80 años, no fue el hijo de Dios sino un profeta más entre tantos y tantos (el Corán muy bien de él), reniegan de la trinidad, y a diferencia de los anteriores profetas que fueron enviados a determinados pueblos (Jesús fue enviado exclusivamente a los hijos de Israel), Mahoma fue el último profeta de la historia enviado para toda la humanidad. Por lo demás, aparte de criticar aquello dicho por los judeo-cristianos con lo que no estaba de acuerdo por considerar que el Antiguo y Nuevo Testamento fueron alterados y manipulados por su mala conservación y sus erróneas traducciones, el Corán, que quiere decir "recitación", una recitación que fue reunida por escrito en un único libro tras la muerte de Mahoma, viene a decir lo mismo que la Biblia. Tanto que no se conforma con explicar la historia de Noé, Moisés, Abraham o Jesús una sola vez, sino que lo hace decenas de veces, haciendo referencia además a los evangelios apócrifos. Y encima, si la Biblia es aburrida, el Corán la supera, porque mientras que en la Biblia hay historias, el Corán es puro y duro sermón en toda regla. Y a pesar de ello y de defender que hay que pegarle a una mujer desobediente y que las mujeres se tienen que tapar el pelo, pero a diferencia del Nuevo Testamento, que como ya hemos visto más arriba también lo dice, no como sumisión al hombre sino para diferenciarlas de las esclavas y darles más categoría (en la Grecia Antigua se hacía lo mismo con los ropajes), la violencia que desprende, que sí que está ahí para empezar porque defiende la Guerra Santa, es propia de un cuento de Disney al lado de la Biblia. Eso sí, defendiendo siempre, igual que los judeo-cristianos, el concepto del pecado, el miedo y el castigo eterno, un concepto inventado por ellos y que no dominaba en la mentalidad de las culturas vecinas.

Y así surgió la tercera lacra monoteísta.


No tengo más remedio que admitir, de nuevo, que adoro y que me fascinan la iconografía, la música y la estética tanto cristiana como árabe, pero, y ya que tiendo a separar y diferenciar los conceptos "religión" y "cultura",...
MALDITAS SEAN LAS 3 RELIGIONES MONOTEÍSTAS Y SUS IMPERIOS, el mayor cáncer de la humanidad junto al imperio político y el imperio económico y corporativista...



Extraído del blog amigo:
http://josusein.blogspot.com/2010/07/las-3-maldiciones-monoteistas.html

¡AÚPA JOSU¡

1 comentario: